ALUMNOS


- Portal Alumnos
- Acceso a Blackboard
- Acceso a Padres
- Acceso a Biblioteca Digital (SIB)
- Tutorial para Elaborar Horario
- Tutorial para Activar Correo Gmail

COACHES


- Acceso a Blackboard
- Acceso a Profesores

COLABORADORES


- Portal Colaboradores
- Portal Recursos Humanos
- Portal Bolsa de Trabajo
- Portal Expediente U-ERRE
- Acceso a Profesores

Abrirá U-ERRE casona cultural

Fuente: El Norte

Teresa Martínez

Monterrey, México (06 septiembre 2018).- Tras derrocar a la dictadura de Porfirio Díaz y encabezar la Revolución Mexicana, Francisco I. Madero visitó la casa de sus tíos en Monterrey cuando inició su mandato como Presidente, en 1911.

Esa casona del siglo 19 fue adquirida por la U-ERRE en 1978 y fue sede de su Rectoría hasta el 2013, cuando la universidad inició su restauración para convertirla el próximo año en recinto cultural.

Se localiza frente a la Alameda Mariano Escobedo, en la esquina de Villagrán y Washington. En su primer piso tendrá una 
exhibición que narrará la historia del edificio y el pasado de su barrio.

"Estamos trabajando con el proyecto de museografía donde queremos hablar de la historia de la casa, del barrio, de la Universidad (Regiomontana), sobre todo resaltando la parte de los valores", señaló Leticia Treviño, directora de relaciones institucionales de la U-ERRE.

"Nos es muy importante recordar los valores que inspiraron esta casa y el Monterrey de aquella época, donde se le daba mucha fuerza a la colaboración y a la participación ciudadana.

"Nuestra idea es que sean áreas que el público pueda apreciar, que sea un centro de exposición, de manifestaciones culturales, de conciertos, conferencias, diálogos y reuniones".

La restauración cuenta con apoyo económico de Grupo Topaz. El recinto será parte del Laboratorio de Arte, Cultura y Ciudadanía de la Casa de Estudios.

HISTÓRICA MANSIÓN

Como Gobernador del Estado, Bernardo Reyes facilitó la construcción de casonas alrededor de la Alameda Mariano Escobedo y sobre la Avenida Progreso (hoy Pino Suárez).

"Estaba pidiendo que se construyeran casas de más o menos cierta categoría. Justificaría su construcción con la cercanía de la Alameda que era un gran paseo en esa época", detalló el historiador Carlos González.

La casona de la U-ERRE fue propiedad del matrimonio integrado por Melchor Villarreal y Victoriana Madero.

Ella era hermana de Francisco Madero Hernández, papá de Francisco I. Madero. Victoriana y Francisco, padre del héroe de la democracia, eran hijos del empresario coahuilense Evaristo Madero.

"Cuando se hospedaba aquí Francisco I. Madero venía a visitar a su tía Victoriana, por eso esta casa está asociada a valores de libertad, de democracia", dijo Treviño. "Seguramente aquí tuvo muchas sesiones con industriales y políticos donde hablaron del futuro del País".

El fundador del Partido Nacional Antirreeleccionista posiblemente visitó la casona regia en varias ocasiones para ver a su familia, pero dos de ellas son históricas, dijo González, también cronista de San Pedro.

Una ocurrió en 1910 cuando estuvo preso en la desaparecida Penitenciaría que se ubicaba frente a la Alameda; otra fue en 1911, ya como Presidente de México.

"Ahí recibe al entonces Gobernador Viviano Villarreal, quien era también su pariente, su tío político y suegro de su hermano, Gustavo Madero", detalla González.

JOYA CULTURAL

Adquirida por la U-ERRE en 1978, la casona fungió como Rectoría hasta el 2013, cuando comenzó a ser restaurada por un grupo de 50 estudiantes y maestros, encabezado por el arquitecto Jorge Loyzaga.

El proyecto de restauración implicó retirar muros de tablarroca con los que acondicionaron el lugar para oficinas. La idea es que el interior luzca sus espacios originales.

También mandaron a hacer los mosaicos de pasta que faltaban. Cada sala tiene un diseño diferente con formas geométricas y coloridas. Los de áreas comunes son color marrón y en la segunda planta el piso es de madera.

La planta alta tiene 10 piezas y la planta baja ocho. Su área, incluyendo el patio, es de unos 3 mil 500 metros cuadrados.

En una de las salas, un acabado de madera tiene un marco con un vidrio que resguarda un fragmento de un antiguo tapiz, probablemente de la época de su construcción.

Para los muros de sillar, los alumnos hicieron aplanados con cal, guiados por un maestro que les enseñó a preparar la mezcla con baba de nopal, compartió Vicente Tapia, quien participó en la restauración como profesor.

Los pisos de madera de la planta alta los restauraron con resinas naturales.

En un texto de la U-ERRE, el arquitecto Jorge Loyzaga detalla que el diseño de la casa pertenece un poco al estilo francés Beaux Art y a la llamada Arquitectura Clásica Americana.

"Es la única casa que se ha podido rescatar alrededor de la Alameda, y eso hace que otras gentes aprecien lo que tienen, a la hora que se den cuenta que una casa como esta tiene un altísimo valor", reflexionó en entrevista.

Ahora, su esplendor arquitectónico, notorio tras su restauración, enaltece la historia que sus muros han atestiguado.

"La casa representa un ícono de la Ciudad, un ícono del barrio", expresó Treviño. "Representa valores que forjaron al Monterrey de hoy, la grandeza del espíritu regiomontano. Y es importante entender nuestro pasado para poder forjar nuestro futuro".

https://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=1484210&md5=496c322ba574cae925c164c02485c541&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&lcmd5=f24876346f112cbc2ff7bfbd4413612b