Comparte este articulo:

Desde que empecé el proceso y aplicación para el intercambio, las frases más comunes que escuchaba eran:

“Es muy difícil que lo logres; ojalá y no batalles con el idioma; la gente de allá es muy reservada; vas a tener un choque cultural”.

Decidí hacer caso omiso y apliqué para la beca que proporciona ISEP (International Student Exchange Program) y, a pesar de que el proceso no fue fácil, logré romper paradigmas.

Descubrí que como yo, había personas con metas y propósitos similares, así como también diferentes, lo cual representaba un nuevo reto, ya que estas diferencias NO eran impedimento para conocer y relacionarme con gente de todo el mundo.

A pesar de esto, me di cuenta que mi perseverancia y cansancio habían valido la pena, ya que todo lo que soñaba y lo que había conocido por mucho tiempo en las redes sociales, formaba parte de mi actual entorno, donde la planeación, la organización, el orden, la disciplina, la exactitud, la precisión se hacen presentes en muchos aspectos, como en el caso de un transporte público tan organizado, una ciudad limpia, personas tan amables y dispuestas a ayudar, sin dejar a un lado el alto nivel en el sistema educativo.

Aunado a esto puedo reconocer que la U-ERRE ayuda a la adaptación del sistema educativo en cualquier escuela. En mi caso específico fue en Berna, ya que la modalidad de enseñanza, la calidad educativa y maestros son muy parecidas. En pocas palabras, la U-ERRE está a nivel de universidades como Berna.

Muchos estudiantes de Erasmus me hacen la pregunta: “Don´t you miss México? Because it’s far from here …and different…”.

¡Claro que lo extraño! Al estar lejos de tu origen, valoras mucho tu hogar, familia, amigos, escuela y no dejemos a un lado ¡LA COMIDA!

Pero al momento de pensar que esta experiencia incentivará mi desarrollo personal y, por ende, un crecimiento, entendí que extrañar era momentáneo, que éste es un ciclo que tengo que aprovechar.

Si tú, lector, estás a punto de realizar un intercambio, disfruta cada momento del proceso, ya que valdrán la pena todos los esfuerzos que hagas.

De antemano ¡felicidades por el gran paso que has dado! Te darás cuenta de que ningún esfuerzo se compara a la experiencia de vida que tendrás; cambiarás en varios aspectos y en muy poco tiempo. Y si ya tuviste alguna experiencia fuera de México, creo que estarás de acuerdo.

Por último, quiero mencionar tres cosas muy importantes que he aprendido durante estos meses:

  1. No tengas miedo. Sal a conocer la ciudad donde vives.Habla con los lugareños, piérdete en la ciudad. Sal a caminar. No te canses de preguntar.
  2. Mantén la comunicación. Siempre comunica a tu coordinadora o coordinador internacional de México o en el país donde estudies, sin dejar a un lado a tus papás.
  3. Disfruta la experiencia. Sin importar el tiempo que estés, disfruta cada momento. Aprovecha la oportunidad académica al máximo. Recuerda que nunca sabrás cuándo vas a volver a vivir la experiencia de estudiar en otro país.

Sinceramente,

Karla Alexandra Solís Marroquín

01 June 2017

Karla Alexandra Solís Marroquín


LCS

Ver Perfil

Noticias Relacionadas