Comparte este articulo:

Hace casi 14 años, inspirado por una especial situación familiar e igualmente una coyuntura profesional (Ver “Herbie”, artículo publicado por mí en la revista “VIVE Sin Límites”, febrero 2011), entre Cemex y yo iniciamos las actividades formales de un esfuerzo de inclusión laboral en Monterrey que luego evolucionó hasta convertirse en el Movimiento Congruencia.

Congruencia se inspiró en una iniciativa que tuvimos en España, donde en sociedad con la ONCE, la organización de ciegos de España, emprendimos un proyecto para colocar a profesionistas con discapacidad en un empleo. Ese proyecto, a pesar que fue mas complicado de lo que pareciera, hoy aún existe y se transformó eventualmente en una fundación con el mismo fin. En México el Movimiento nació en Monterrey y hoy es una A.C., con un consejo formal integrado por empresas fundadoras, un gerente, estatutos y más de 2 mil discapacitados trabajando en las cerca de 70 organizaciones que lo forman.

Hoy incluso se ramificó a la Ciudad de México, donde hay una organización similar llamada Éntrale, que persigue los mismos fines de inclusión de personas con discapacidad.

El Movimiento inició sus actividades promoviendo la interacción de ejecutivos de RH, pertenecientes a empresas de la IP que en un principio nos reuníamos informalmente e intercambiábamos información sobre prácticas de inclusión. Nos apoyábamos en el DIF y 10 años después nos formalizamos como se describe arriba.

El énfasis de Congruencia al principio fue la creación de conciencia en empleadores, lo que poco a poco fue evolucionando hasta que la sensación fue que ya no hacía falta promover la demanda. El tema ha avanzado y llegó para quedarse. Nunca hemos recibido rechazo de empresas invitadas y hoy en día la formalidad alcanzada hace que el Movimiento se vea ya como algo que permanecerá.

De hecho, el énfasis de Congruencia actualmente es más bien apoyar a las empresas interesadas en desarrollar conciencia, mejores prácticas de inclusión, capacitación sobre el tema a través del Diplomado Más Talento, ofrecido ya en su cuarta generación en unión con la EGADE del Tec de Monterrey y servicios de reclutamiento pues, paradójicamente, cuando tratas de reclutar personas con discapacidad, es difícil encontrarlas.

La U-ERRE al mismo tiempo, siempre ha sido parte de Congruencia, su campus es accesible y sus políticas son incluyentes. Al mismo tiempo, dada su ubicación en el centro de la ciudad, su vocación claramente coincide con diversos grupos vulnerables.

Es por todo esto que nos ha resultado natural a la U-ERRE, a AMROP y al Gobierno del Estado, a través de la Subsecretaría de Inclusión Social y Atención a Grupos Vulnerables, que encabeza Mauricio Leal, quien fue desde recién recibido, el primer gerente formal que tuvo Congruencia.

AMROP, a través de José Carrillo, ha venido trabajando con la U-ERRE en el desarrollo de un importante proyecto de vinculación con el público empleador representado por funcionarios de primer nivel de RH de las principales empresas de Monterrey. Este grupo ha venido influyendo en la U-ERRE en la adecuación del perfil de sus egresados de acuerdo a sus necesidades y dicho proyecto ha contribuido de manera importante a enriquecer dicho perfil.

Con esto en mente y por iniciativa del Gobierno del Estado, se está extendiendo esa vinculación ahora para incluir no solo a los egresados sino también a discapacitados, madres de familia, adultos mayores y personas liberadas de prisiones, buscando eventualmente desarrollar opciones de inclusión laboral para estos grupos.

La iniciativa de Congruencia nunca ha sido altruista. Siempre se ha buscado conjuntar la conciencia social correspondiente con la apertura de áreas de oportunidad para empleadores y posibles empleados que den a estos nuevos espacios de inclusión la característica de representar opciones laborales que enriquezcan tanto a empleados como a empleadores. Es nuestra hipótesis que abrir estas opciones a estos grupos vulnerables igualmente permitirá capitalizar esta apertura como adicionales oportunidades económicas y laborales.

Estamos iniciando las actividades de esta Comunidad de Prácticas de Inclusión, buscando como en Congruencia, abrir opciones de intercambio de mejores prácticas entre empleadores, facilitadas por Congruencia para discapacitados, Bolsa Rosa para madres de familia, Ama y Trasciende para adultos mayores y Renace para personas liberadas de prisiones.

Así como Congruencia en su momento, el mensaje es la consideración de estas nuevas áreas de oportunidad y el acceso a candidatos no tomados en cuenta por empleadores. Esperamos que esta nueva iniciativa tenga una buena acogida entre los empleadores regiomontanos.

 

22 December 2016

José Carrillo


Managing Partner – Amrop Monterrey

Ver Perfil

Noticias Relacionadas